Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
Click para Ampliar
 -    62' 17" - 33038 Visitas Capítulo VI: Amigos, negocios y visitantes Adolfo Donda Tigel no sólo era uno de los hombres clave en la estructura de conducción de la ESMA sino que, además, era considerado uno de los más duros. Estaba adiestrado como un perro de caza para liderar los operativos de secuestro en la calle, torturar y, si era necesario, también ejecutar. El 10 de agosto de 1979 comandó la captura de Víctor Melchor Basterra, un dirigente del gremio gráfico. Después de casi veinte horas de tortura con picana eléctrica y golpes, lapso en el cual Basterra sufrió dos paros cardíacos, fue obligado, el sábado y domingo siguientes, a ir con sus captores a diferentes lugares de cita con compañeros del denominado Peronismo de Base (PB), al que pertenecía. En esas recorridas fueron secuestrados Guillermo Clera, Lito Bordolino, Juan Carlos Anzorena y Nora Irene Wolfson. Los dos últimos aún permanecen desaparecidos. Muy cerca de Donda había otro personaje que transitó por Concordia en los primeros tiempos del retorno democrático, aunque no por muchos días, porque decidió huir cuando fue denunciado públicamente: el prefecto Héctor Daniel Febre -conocido como Selva-, quien coordinaba los trabajos de falsificación de documentos y era el encargado de los niños nacidos en cautiverio. Donda también fue el autor del secuestro de un ex conscripto entrerriano. El joven se dio cuenta de que era Donda Tigel porque lo conocía de Diamante. "Yo me sorprendía cuando me preguntaba por mi tío o mi primo y mencionaba lugares que únicamente conoce la gente del pueblo", recordó.
ULTIMA EDICIÓN
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |