Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
Versión Impresa del Semanario Analisis | Jueves, 5 de julio de 2018
Volver a Analisis Digital | Ediciones Anteriores
puntos
04/07/2018 -  tiempo  3' 19" - 415 Visitas Iván Furios seguirá su carrera lejos de Patronato Un sorpresivo pulgar hacia abajo
Click para Ampliar
Cuando estaba todo acordado de palabra, la dirigencia del Rojinegro le avisó a Iván Furios que no le renovarían el contrato. En cuestión de horas, la historia dio un giro de 180 grados y de estar casi todo sellado, la relación se terminó el pasado 30 de junio. El Pelado rechazó algunas propuestas teniendo en cuenta el acuerdo tácito con la entidad que lo vio nacer como futbolista, pero de la mañana a la noche la transacción no llegó a buen puerto. El defensor realizó las primeras dos semanas de la pretemporada con el plantel que encabeza técnicamente Juan Pablo Pumpido, pero el viernes 29 de junio pasó a recoger sus pertenencias por el estadio Grella. Álvaro Moreyra

Hace dos años y medio, Patronato anunciaba el regreso de un hijo pródigo a la institución: Iván Alejandro Furios. Después de un largo periplo por el fútbol argentino y también del exterior, El Pelado volvía al club que lo formó como futbolista desde temprana edad, antes de emigrar ni más ni menos que a Boca.

Una breve historia del paranaense dirá que debutó en la Primera del Xeneize con El Bambino Veira como DT. Fue en un amistoso contra Colombia. Allí jugó en contra de Valderrama, Asprilla, Rincón, jugadores históricos del equipo colombiano. Oficialmente hizo su estreno en 1999, con Carlos Bianchi como técnico, en un partido ante Unión de Santa Fe.

Ya para el Apertura 1999, se incorporó a Chacarita Juniors donde jugó hasta la temporada 2004 cuando decidió cambiar de aire. Al año siguiente fue contratado por Alianza Lima de Perú, elenco con el que jugó la Copa Libertadores 2005.

En 2006 regresó a Chacarita. Sin embargo, a mediados de ese año viajó nuevamente a Perú, esta vez para jugar por el recién ascendido José Gálvez de Chimbote.
En 2007 volvió a la Argentina y fichó con Instituto de Córdoba, donde se mantuvo año y medio. Después se fue al Viejo Continente para jugar en Neuchâtel Xamax de Suiza.

Poco después pegó la vuelta a La Gloria cordobesa.
En julio de 2011 se incorporó a Aldosivi de Mar del Plata; después llegó el turno de Olimpo de Bahía Blanca, donde jugó desde 2012 hasta finales de 2015, año en que pegó la vuelta al club de sus amores: Patronato de la Juventud Católica.

Todo hacía suponer que El Pelado Furios iba a cerrar su carrera deportiva en El Santo, el mismo club que lo vio patear por primera vez una pelota, pero…

Llamativa decisión

Furios arrancó la reciente pretemporada con Patronato, hace poco más de dos semanas, con el objetivo de llegar de la mejor manera a la Superliga 2018/19. El jugador tenía prácticamente todo acordado de palabra para ampliar el vínculo un año más y, cuando solamente restaba la firma, la transacción se cayó.

De buenas a primeras, el defensor se anotició que no iba a seguir ligado a la entidad que lo vio nacer como jugador por una decisión que pasó pura y exclusivamente por la dirigencia. Pasaron los días y las causas de la decisión no salieron a la luz, aunque sí algunas suposiciones como ocurre siempre en estos casos. Lo cierto es que no hubo un nuevo vínculo, tampoco la chance de emigrar a otra institución, al menos por ahora.

ANÁLISIS charló con El Pelado Furios días después de conocerse la novedad y la sorpresa de aquel momento no había cesado. “Honestamente aún estoy sorprendido. De todas maneras no me vuelvo loco y entiendo que son cosas que pasan en el fútbol, por eso las tomo como son”, señaló en el comienzo el paranaense.

—¿Qué te produjo la decisión?
—Sorpresa. Eso sin dudas. Entiendo que se demoró mucho tiempo en tomar la decisión y eso imposibilitó cerrar el vínculo con otro club.

Tomó unos instantes y expresó: “Ahora eso ya está, no sirve lamentarse pues no se puede hacer nada en contra de eso”.

—¿Sentiste que no te trataron como te merecías? ¿Te dieron argumentos?
—A los motivos me los guardo para mí. Lo único que diré es que lamento que no me hayan dado la noticia antes. No hay que pasar por alto que estuve dos semanas entrenando con el plantel, pensando en la próxima Superliga y, por lo que sé, el técnico me tenía en sus planes y quería contar con mis servicios.


(Más información en la edición gráfica número 1081 de la revista ANALISIS del jueves 5 de julio de 2018)
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
EDICIÓN ACTUAL
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |