Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
Versión Impresa del Semanario Analisis | Jueves, 7 de junio de 2018
Volver a Analisis Digital | Ediciones Anteriores
puntos
06/06/2018 -  tiempo  2' 24" - 332 Visitas Pablo Antonio Gabás le dijo adiós al fútbol tras una exitosa carrera Botines colgados
Click para Ampliar
El paranaense decidió ponerle fin a su carrera como futbolista profesional. El jugador, surgido de la cantera de Patronato, militó prácticamente todo su recorrido en la Liga Deportiva Alajuelense de Costa Rica. En esa entidad, Gabás es ídolo y despertó una profunda tristeza entre sus hinchas al dar a conocer su decisión. Pablito informó además que seguirá ligado a la entidad Rojinegra ya que trabajará en un proyecto vinculado a las categorías formativas. Desde suelo costarricense contó todas sus sensaciones en charla con ANÁLISIS.
Álvaro Moreyra

Llega el día para cualquier futbolista en el que hay que decir adiós. Para algunos será sorpresivamente, para otros, por el contrario, de manera más pensada, asumida y consensuada. De todos modos, el retiro en algún momento se cristaliza en la corta vida de un futbolista profesional.
A unos les toca antes, a otros después, lo concreto es que todos en algún momento deben lidiar con eso.
Algo así vive por estos días un paranaense. Su nombre es Pablo Antonio Gabás, un futbolista que es ídolo muy lejos de su pago, en Costa Rica, y que decidió colgar los botines hace algunos días nada más.

Fue algo sorpresivo, lo hizo mediante un tuit que sacudió las redes sociales. Es que dejó el fútbol el histórico volante de la Liga Deportiva Alajuense. Fue justamente la entidad Rojinegra la que lanzó una publicación dando la noticia.
El ahora ex mediocampista nació el 21 de abril de 1982 en Paraná y en la ciudad que lo vio nacer jugó en Patronato de la Juventud Católica. Ya desde pequeño se veían sus condiciones y todos hablaban de Pablo Antonio como un jugador diferente en esa categoría.

A muy temprana edad, a los 14 años, el futbolista se transformó en jugador de Newell’s y durante varios años se calzó la casaca de la Lepra. En Rosario compartió equipo y pensión con jugadores de la talla de Leonardo Ponzio, actualmente ídolo en River y Maximiliano Rodríguez, hoy en Peñarol de Montevideo pero de largo recorrido por el fútbol europeo, por citar algunos de sus ex compañeros.

En 2000, con solamente 17 años, fue vendido al Necaxa de México, en pleno auge de la venta de futbolistas que ni siquiera habían debutado en Primera. En los Rayos mexicanos estuvo un par de temporadas en las fuerzas básicas, pero no debutó en Primera División. En 2001 fue cedido a préstamo al Santa Bárbara de Costa Rica y en 2003 se encontró con el equipo que sería su segunda casa: la Liga Deportiva Alajuelense. Claro que en El Rojinegro de aquel país, Pablo Antonio vivió los mejores momentos de su carrera deportiva: durante los 14 años que jugó, ganó campeonatos nacionales y varios torneos internacionales. Además llegó a vestir la camiseta de la selección de Costa Rica.

Días atrás, Gabás anunció su retiro del fútbol para dedicarse de lleno a un ambicioso proyecto de Ligas Menores con la Liga Deportiva Alajuelense. Según el futbolista, se retira porque no podría vestir los colores de otro equipo y tampoco sería un ejemplo para sus hijos si así lo hiciera.


(Más información en la edición gráfica número 1079 de la revista ANALISIS del jueves 7 de junio de 2018)
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
EDICIÓN ACTUAL
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |