Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
Versión Impresa del Semanario Analisis | Jueves, 21 de diciembre de 2017
Volver a Analisis Digital | Ediciones Anteriores
puntos
20/12/2017 -  tiempo  6' 6" - 912 Visitas El repaso de 2017, con sus alegrías y sus tristezas Un año de muchas sensaciones
Click para Ampliar
A 2017 le quedan pocos días para morir y, como es habitual, ANÁLISIS realizó el anuario con lo más destacado del deporte entrerriano. Entre los puntos sobresalientes hay que destacar que Patronato mantuvo su sitial en la Primera División del fútbol argentino, aunque pasó momentos de zozobra. La contracara fueron los descensos de Atlético Paraná y del Atlético Echagüe Club, luego de retornar a la Liga Nacional. Son también para recalcar los títulos de Mariano Werner, en la Clase 3 del TN, y Nadia Cutro en la Clase Juniors del Rally Nacional, además del título mundial alcanzado por Fabio Sattler en el BMX, entre otros hechos relevantes. Pablo Rochi
Álvaro Moreyra


Pasó otro año que dejó sensaciones de todo tipo para el deporte de Entre Ríos. De las buenas y de las malas. Celebraciones y sinsabores. Alegrías y tristezas. Fue un año marcado por emociones encontradas tanto en los deportes colectivos como en los individuales.
Resultados positivos y también de los otros, de esos que son para olvidar rápidamente, invadieron el espectro en las diferentes disciplinas Panza Verde.

FÚTBOL

Con incertidumbre, misión cumplida
El transitar de Patronato por su segunda temporada en el fútbol grande de la Argentina fue con muchos vaivenes. En la primera parte de 2017, con Rubén Darío Forestello como entrenador, El Santo tuvo que esperar casi hasta el final para garantizarse su estadía, al menos por un año más, en la elite del fútbol argentino, algo que por estos días transita en la denominada Superliga.
El Yagui Forestello llegó a comienzos de 2016 a la entidad paranaense y estuvo un año y medio. En los dos torneos que dirigió al Patrón alcanzó el objetivo primario: mantener la categoría.
En el certamen pasado, es decir aquel que terminó a finales de junio de este año, Patronato mantuvo la plaza, aunque pasó momentos de zozobra y, en varios segmentos, la historia se complicó más de la cuenta.
De hecho, en algún momento la continuidad del DT pendió de un hilo debido a los malos resultados, esos que hicieron que la buena posición que ocupó a comienzo de año en la tabla de los promedios fuera en declive hasta quedar a una ubicación por demás incómoda.
Es que hubo pocas respuestas dentro de la cancha, encima un plantel corto, austero y que, además, se quedó sin la principal pieza de la primera parte del campeonato, el chileno Gonzalo Espinoza.
En febrero del año que se va, en Patronato se animaron a pensar en la Copa Sudamericana, pero casi en un parpadeo, pasó a mirar de reojo la B Nacional. Estuvo 11 partidos sin ganar (seis empates y cinco caídas) y sin embargo zafó. Después llegaría el triunfo ante Quilmes, un rival directo por la Permanencia y recién en la anteúltima jornada se garantizó su estadía en el círculo máximo del fútbol argentino, cuando le ganó 3 a 1 a Sarmiento, en Junín, equipo que estaba descendido.
Recién el 22 de junio pudo revalidar su plaza en la Primera División, por eso es que los últimos fueron meses de mucho sufrimiento.
La desgastante temporada hizo que Forestello decidiera no seguir. El extenuante campeonato cacheteó a varios y uno de ellos fue el DT.
Antes del arranque de la actual Superliga, la dirigencia de Patronato cerró con Juan Pablo Pumpido, hoy entrenador del elenco paranaense, que en las primeras 12 fechas de la competición aún no halló el equipo y los promedios para no descender acucian. Después de varios partidos sin ganar, Patronato se fue a las vacaciones con una victoria y por ahora respira algo más aliviado, aunque es sabido que la batalla en el segundo semestre no será nada sencilla.

Un descenso anunciado

Atlético Paraná vivió una temporada tétrica en la B Nacional, en lo que fue su segunda incursión en la divisional más importante del fútbol de ascenso en la Argentina.
Después de un excelente primer torneo, temporada 2015, tuvo una primera parte de 2016 en la que terminó muy complicado en la tabla de posiciones y en la de los promedios. Esos números fueron determinantes para un descenso casi anunciado.

Entonces el certamen 2016/17 fue un calvario. La dirigencia echó a Edgardo Cervilla, quien dirigió en el primer torneo de la PBN y arrancó Darío Ortiz con quien solamente ganó seis partidos de 25. Era casi una quimera lograr la salvación en las fechas que quedaban, aunque todavía los números jugaban a favor por aquel entonces.
En un golpe de timón, tardío por cierto, los directivos del Decano decidieron despedir a Ortiz y contratar a Ricardo Pancaldo con la intención de provocar una reacción en un plantel por demás golpeado.
Fueron 11 partidos en los que estuvo Pancaldo y El Gato ganó uno solo. Se fue en la fecha 37 y volvió Cervilla, Paraná estaba en coma, aunque había una leve esperanza, que duró muy poco.
En la 41ª jornada El Rojiblanco perdió la categoría; fue Ferro el que terminó con una agonía que pareció eterna.
Hoy Atlético Paraná, ya sin Cervilla y con Fernando Benítez en el cargo de entrenador, transita un duro Torneo Federal A, en donde finalizó la primera parte y quedó en la anteúltima colocación en la Zona 3, por lo que deberá jugar la Reválida y luchar por no descender nuevamente.
La enorme cantidad de ascensos que tuvo aquel Argentino A de 2014 sirvió para que varios clubes llegaran al fútbol profesional de un salto, aunque con el correr de los torneos quedó demostrado que solamente se trató de un oasis. Es por eso que muchos clubes hoy están donde realmente deben estar.
En la misma divisional estuvo Juventud Unida de Gualeguaychú. El elenco del sur entrerriano no tuvo un buen arranque de campeonato con Norberto Acosta, su histórico entrenador. De hecho estuvo durante varias fechas complicado con los promedios y si bien terminó en una zona caliente, su presente es el mejor pues es animador de la B Nacional 2017/18.
Cuando se fue Beto asumió Marcelo Broggi quien prácticamente no dirigió y rápidamente tomó las riendas Carlos Macchi, entrenador de las Juveniles de AFA con quien El Juve cumplió el objetivo de mantener la categoría.
Casi cuando cerraba el certamen, la dirigencia del Decano decidió contratar a Javier Osella, técnico hasta la actualidad, donde Juventud marcha en los primeros puestos y con un gran andar.

AUTOMOVILISMO

Llegó la corona para “Marianito”
Lejos quedó aquel título de Fórmula Renault de 2007, el último nacional que había logrado Mariano Werner. Y parece mentira, porque el entrerriano siempre estuvo en la pelea por los títulos de las categorías en la que participó: de TC Pista, TC y Súper TC2000.
Sin embargo, nunca había podido concretar los campeonatos a su favor por distintas razones. De hecho, en el inicio de la temporada en el Turismo Nacional, una seguidilla de roturas de motores lo había hecho pensar en continuar en la divisional. Pero Edgardo Porfiri, cabeza del FP Racing, lo convenció para que siguiera y encararon esta temporada.
El equipo repasó el Fiat Línea a nuevo, Mario Riva trabajó en los propulsores y Mariano hizo lo suyo, como en aquella carrera de Posadas, donde partió desde el último puesto y alcanzó la victoria en una remontada histórica.


(Más información en la edición gráfica número 1073 de la revista ANALISIS del jueves 21 de diciembre de 2017)
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
EDICIÓN ACTUAL
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |