Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
Versión Impresa del Semanario Analisis | Miércoles, 6 de setiembre de 2017
Volver a Analisis Digital | Ediciones Anteriores
puntos
06/09/2017 -  tiempo  4' 28" - 154 Visitas Luchas que no deben abandonarse El planeta de todos a merced de grupos voraces
Click para Ampliar
Las fumigaciones, una de las cuestiones que afecta al planeta y la vida humana.
La población humana se divide en dos categorías: la que lucha para salvar el planeta mirando al futuro y la que lo destruye irracionalmente sin importarle las nefastas consecuencias. En el medio se ubican los tibios que vomita Dios. No será nunca ocioso reafirmar el sentido de las luchas. Luis María Serroels
(Especial para ANÁLISIS)



Los que un día fueron llamados despectivamente “los locos de la ecología”, terminaron siendo los únicos centrados. No fue grato ver cómo –ante tanta indiferencia- se confirmaban muchas advertencias cuando ya era tarde.
Existen normas técnica y científicamente inapelables, en tratados internacionales acogidos por nuestra Ley Suprema (art. 75º, inciso 22º), en especial el artículo 41º: “Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo”. La Constitución entrerriana incluye este derecho en su artículo 22º y deposita en cada habitante la obligación de resguardar el ambiente sano.

Cuando Argentina le vendió a Australia un reactor nuclear fabricado por la empresa rionegrina INVAP (ganadora en una licitación internacional) se habló de que empresas francesas e inglesas declinaron cotejar porque se había impuesto como condición aceptar que se trasladen al país del fabricante los residuos nucleares para su tratamiento. ¿Por qué los australianos carecían de esos equipos? Este tipo de material trasladado en barco cerca de nuestra zona fueguina procedente de EE.UU. en viaje a Oriente, debía hacerlo a una distancia mínima de nuestro territorio por disposición de un juez federal.
Numerosos agentes que atentan contra un ambiente sano se han ido incorporando a las recomendaciones de organismos internacionales. Es importante dejar sentado que todo invento o creación humana, por más creativos y revolucionarios que sean, si atentan contra la salud deben descartarse.

Es muy amplia la temática relacionada con los fenómenos que degradan el medio ambiente. Sirva mencionar a las grandes represas (una extraordinaria cruzada emprendida en 1997 logró torcerle el brazo al menemismo que dio marcha atrás con el proyecto de Paraná Medio, que en 2009 tuvo atisbos de reflotamiento por fortuna abortado). Yacyretá generó secuelas lamentables.
La defensa de los acuíferos es una causa permanente frente a planes que exhiben irracionalidad. El acuífero Guaraní es un océano de agua potable de 1.190.000 km2, sometido a una polémica que no tiene razón de ser entre quienes “plantean si el agua debe ser considerada un bien comerciable y quienes dicen que es un bien social relacionado con el derecho a la vida” (Artículo de Confluir - Revista de opinión y debate, del 4 de noviembre de 2004). “El agua -subraya- será el bien más discutido de este siglo y eso queda perfectamente claro en documentos como el titulado Financiando agua para Todos”, atribuido a personajes como el ex titular del FMI, Michel Camdessus.
Ya en el Nº 7 de noviembre de 1998 del Boletín de Comunicación de la Coalición Ríos Vivos, integrada por 300 organizaciones no gubernamentales, mostraba su preocupación por el proyecto de Hidrovía Paraguay-Paraná, calificándolo como no transparente ni argumentado y sin aporte de elementos técnicos. En una jugosa nota se planteaban dudas sobre si realmente esta obra no tendría impactos sociales.

La Convención sobre los Humedales es un tratado intergubernamental aprobado el 2 de febrero de 1970 en la ciudad Iraní de Ramsar y se refiere a la conservación y el uso racional de estos sistemas dotados de una gran biodiversidad. Actualmente son más de 150 los países que han adherido a tal convención. Uso racional y sustentable significa que sirvan a la humanidad de manera compatible con la preservación y mantenimiento de sus propiedades naturales. Un mundo sin humedales es un mundo sin agua. El entrerriano Héctor Dalmau, en su libro El País de los Ríos Muertos, expresa que “de los recursos naturales vitales, el que tiene mayor grado de desaparición es el agua dulce superficial”.

Otro gran problema es el generado particularmente por la fiebre sojera. En octubre de 2007 se revelaba que en nuestra provincia ya se habían perdido, en un año y medio, casi 200.000 hectáreas de monte nativo. En ese entonces la Fundación M’Biguá advirtió que “la expansión agrícola, especialmente para los cultivos de soja y maíz, ha tenido un patrón geográfico muy disperso, ocupando áreas que hasta el momento estaban dedicadas a la ganadería con y sin monte”.

La activad pesquera sin control; los agrotóxicos y la transgenia, conforman un cuadro que no se debe descuidar y está en la agenda diaria de esforzadas entidades militantes por la vida. Además ocupan el centro de las preocupaciones la irrupción de nuevos proyectos de energía nuclear y el empleo del fracking.


(Más información en la edición gráfica de la revista ANALISIS del jueves 7 de septiembre de 2017)
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
EDICIÓN ACTUAL
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |