Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
Versión Impresa del Semanario Analisis | Miércoles, 6 de setiembre de 2017
Volver a Analisis Digital | Ediciones Anteriores
puntos
07/09/2017 -  tiempo  3' 30" - 912 Visitas El reportaje impertinente a Norma Frasconá, ex Miss Argentina “Hoy el mundo del modelaje es un comercio muy grande”
Click para Ampliar
Norma Frasconá, hace 33 años, era coronada Miss Argentina.
Fue la única entrerriana que llegó a calzarse la corona de la más linda del país. Después de que fue elegida no quiso seguir como modelo. Y tuvo sus razones. Norma Frasconá, hace 33 años, era coronada Miss Argentina. Hace seis que se recibió de abogada y hoy está dedicada a la televisión. Sostiene que para estar arriba de una pasarela hay que “tener ángel”, no un buen cuerpo. Claudia Martínez
(Especial para ANÁLISIS)


Nunca deja de sonreír. Cuando recibió a ANÁLISIS remarcó que estaba “apenas arreglada” y que ama estar en su casa, limpiar, arreglarla y darle de comer a su familia.

Norma tiene más de 50 años y no parece que fuera así: alta, morocha, tostada por el sol y de risa permanente, aún mantiene la elegancia con la que camina y la que hizo que hace más de 30 años fuera elegida como la más linda del país.

Hoy es abogada pero no ejerce. “Me recibí de vieja mientras mis hijos estudiaban: empecé a sentarme con ellos, a acompañarlos y terminé inscribiéndome en Abogacía. Y hace 6 o 7 años me recibí. En 4 años y dos meses me recibí: era re tragona”, cuenta mientras se sienta en el living de su casa, de vestido negro y sandalias turcas doradas.

Norma Inés se llama, como su mamá, y tiene una hermana que vive en Barcelona desde el 2001 y que es veterinaria: “Acá soy hija única”, agrega.

Tiene tres hijos, Bárbara (27), Luciano (23) y Fausto (19), todos con carreras encaminadas o finalizadas, independientes pero siempre cuidados por su mamá modelo. 1984 fue el año de su vida, cuando fue elegida Miss Argentina y coronada como la más linda del país, en épocas en que recién comenzaban a surgir grandes estrellas del modelaje y las pasarelas. Hace 33 años.

“Eso fue en Mar del Plata, en la época de Claudia Burband: nos pararon en la calle unas señoras que organizaban las preselecciones en enero. Salí elegida y Claudia primera princesa y nos dijeron que nos mandaban los pasajes en marzo. Pasó el tiempo y efectivamente ¡nos mandaron los pasajes! Así que fuimos a concursar. Y allí salí Miss Argentina y Claudia cuarta princesa”, narra…Ahí comenzó todo.

Después fue por el cetro intercontinental, en Uruguay, pero ahí estaba ya de novia con quien es su esposo: Guillermo Benítez. “Fue hace 34 años y la idea… no era mi meta como mujer llegar a eso, sino a formar mi familia, lo que hoy soy y lo que tengo. Después de esa elección seguí de viaje todo el año y fui a todas las fiestas del país”, recuerda.

“Luego me tuve que ir a Buenos Aires a radicarme. Fui con mi mamá un tiempo, pero al poco tiempo pegué la vuelta, porque era un ambiente bastante heavy”, comenta y agrega: “Es un ambiente jodido, el contrato era de un año, obviamente, donde vos sos un producto”.

María Fernanda Cartier y Leonardo Simmons fueron quienes la eligieron. Se levanta y busca la foto donde se la ve coronada por esas megafiguras. Entonces firmó el contrato, pero tenía otra meta en su vida.

“Mi mamá no era como las mamás de ahora. Ella se dio cuenta que no entraba en ese ambiente, no era de las mamás que ahora dejan que sus hijas se metan la malla en la cola y salgan así a la pasarela, ni que lleguen a cualquier precio, creo que tuve una mamá normal. Siempre tuve en claro mi meta y lo que quería llegar a ser. Mi familia, mis perros, mi casa, por eso prioricé lo mío”, remarca.

Hace 25 años que está en televisión. “Siempre estuve ligada al tema de la mujer. Desfile acá y afuera, eso me permitía tener mi familia, yo nunca tuve a nadie que me los críe, los crié yo solita, hasta el día de hoy que tienen novia y demás. Siempre fui mamá. Y fui encargada de una casa de modas de la peatonal”.

Ahora está en Canal 11 con La hora de la mujer. “Es un programa que tiene un formato desde hace varios años, donde mis auspiciantes son mis amigos, que son importantes. Es algo que hago como para despuntar el vicio, no con función periodística, sino para no desligarme del ambiente. Siempre fui muy ubicada: cuando era ama de casa lo hacía como tal, sabiendo que no soy periodista y que tengo mis limitaciones”, se sincera.

(Más información en la edición gráfica de la revista ANÁLISIS del jueves 7 de septiembre de 2017)
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
EDICIÓN ACTUAL
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |