Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
15/11/2007 -  tiempo  1' 36" - 1416 Visitas Luego de recorrer la pastera junto al ministro de Trabajo Arana aseguró que Botnia logró “disminuir los parámetros que pueden ser preocupantes desde el punto de vista ambiental”
Click para Ampliar
Mariano Arana.
El ministro de Vivienda y Medio Ambiente del Uruguay, Mariano Arana, indicó que está “muy satisfecho” con los resultados de su visita a la planta de Botnia, y afirmó que la empresa logró “disminuir los parámetros que pueden ser preocupantes desde el punto de vista ambiental”. En su recorrida lo acompañó su par de Trabajo, Eduardo Bonomi, quien controló el cumplimiento de las normas laborales en la construcción y dijo que la experiencia sentó bases para otras grandes industrias. El ministro de Vivienda y Medio Ambiente del Uruguay, Mariano Arana, indicó que está “muy satisfecho” con los resultados de su visita a la planta de Botnia, y afirmó que la empresa logró “disminuir los parámetros que pueden ser preocupantes desde el punto de vista ambiental”. En su recorrida lo acompañó su par de Trabajo, Eduardo Bonomi, quien controló el cumplimiento de las normas laborales en la construcción y dijo que la experiencia sentó bases para otras grandes industrias.

Al terminar su recorrida por la fábrica, Arana dijo que está “muy satisfecho” con la manera en que la empresa logró “disminuir los parámetros que pueden ser preocupantes desde el punto de vista ambiental”.

El ministro dijo además que está “muy bien impresionado” por las instalaciones, desde la cosecha de madera hasta el área de secado de las láminas de celulosa y las piletas, ductos y silos donde se almacena el fuel oil. Y añadió: “En materia medioambiental todo está dentro de los parámetros que se consideran aceptables a nivel nacional e internacional”.

Por su parte, Bonomi participó en el control de los aspectos laborales de la construcción. “Es gigantesca, no había experiencia anterior y significaba un riesgo, por lo cual fuimos muy exigentes”, aseguró.

Al respecto, subrayó que los delegados de obra tienen la potestad de detener sus tareas si entienden que no se cumplen las normas de seguridad o hay riesgo para los trabajadores. “Eso no existía en Uruguay porque las firmas se negaban sistemáticamente”, recordó.

Ambos funcionario señalaron a Observa que faltan unas cuantas semanas para que se intensifiquen las tareas, y cerca de un año para que se alcance el ritmo óptimo de producción continua.
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |