Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
12/01/2019 -  tiempo  4' 26" - 245 Visitas Pérez adelantó que insistirá con la reforma política El gobierno nacional promete elecciones “más ágiles y con mayor control”
Click para Ampliar
El gobierno nacional promete elecciones "más ágiles y con mayor control".
El secretario de Asuntos Políticos de la Nación, Adrián Pérez, aseguró que las elecciones generales del 27 de octubre serán “más ágiles, más transparentes y tendrán más capacidad de control” y prometió que los resultados provisorios estarán “mucho antes de lo que los solíamos tener”. En ese marco, el funcionario encargado de toda la organización relacionada con los comicios que le corresponde al Poder Ejecutivo, anticipó que una vez pasada esta elección volverá a la carga por una reforma política que modifique el instrumento de votación actual, que es una boleta de papel partidaria, por la Boleta Única Electrónica (BUE) o la boleta única de papel.
El funcionario, que depende del Ministerio del Interior, adelantó que ahora habrá un nuevo sistema de transmisión (de los telegramas con las mesas escrutadas) y de carga de los datos para que “no haya traslado físico de las actas” y de esa forma se produzca “una carga homogénea” de los votos y más “rapidez” en la transmisión de datos al Correo Central y a la difusión general.

En declaraciones realizadas a Télam , Pérez advirtió que, como novedad, al “haber centros de transmisión en cada escuela se va a mejorar sustancialmente el tiempo, o sea que vamos a tener resultados provisorios mucho antes que lo que solíamos tener” y así “va a ser más ágil y también más transparente, con mayor capacidad de control por parte de los partidos, al poder fiscalizar en cada centro de transmisión”.

“Antes teníamos que esperar hasta altas horas de la madrugada para conocer los resultados, y por eso creo que ahora los vamos a tener mucho antes”, subrayó.

Acerca de la iniciativa para el financiamiento de los partidos políticos, que está en el Parlamento, recordó que el gobierno la envió a mediados del año pasado y lo calificó de “buen proyecto”, a la vez que destacó que “avanza en muchos aspectos para darle mayor transparencia y equidad en la materia” en lo que hace a los recursos que se destinan a las campañas electorales.

En este contexto, analizó que “sería una pena iniciar un nuevo proceso electoral sin haber generado cambios que tienen un nivel de consenso importante, como la bancarización de los aportes, las mejoras en los controles por parte de la justicia electoral, ampliar el número de auditores contadores y establecer un procedimiento electoral sancionador con plazos más cortos para investigación y fiscalización del financiamiento de las campañas”.

Respecto a la reforma política que planteó el gobierno, y respecto de la forma de votación, el funcionario recordó que “lo que ocurrió fue que el Senado y, particularmente, el Partido Justicialista, decidió bloquear esa discusión y archivar el proyecto” disconforme con la forma de votación que proponía Cambiemos para terminar con “este sistema muy viejo”.

Pérez contrastó esa decisión con la de Diputados, donde “casi todos los bloques acompañaron, menos el Frente para la Victoria”, y luego pasó al Senado donde “lamentablemente, no se pudo votar”, y así el proyecto se cayó.

“Es una discusión sobre la que ya no hay tiempo para dar en este período, pero en algún momento, después de la elección, tenemos que retomarla”, postuló. Y recordó que el oficialismo proponía el “sistema de boleta electrónica, que se ha usado en varios lugares en Argentina y ha funcionado muy bien, y después está la boleta única de papel, que también es un buen sistema”.

En cuanto a ciertas críticas desde la oposición en la última elección acerca del escrutinio provisorio, aclaró que “la carga de las PASO en 2017 no tuvo ningún problema en particular, lo que sí ocurrió es que fue una elección extremadamente pareja y entraron primero los datos de los centros de votación más cercanos al centro de la ciudad, que era donde estaban ubicados los centros de transmisión, y entonces llegaron primero los más céntricos y luego lo más alejados” al Correo Central.

“Esto hizo que los primeros datos dieran una ventaja para Cambiemos, pero en la medida que se iban incorporando más datos esa ventaja se fue achicando absolutamente”, explicó.

En ese plano, prometió "corregir esta situación para esta elección", aunque evaluó que "en la de 2017 fue la más rápida de la historia en términos del escrutinio provisorio y con más telegramas cargados", y sostuvo que "lo mismo sucedió en cuanto a agilidad de los resultados, ya que a las 10 de la noche teníamos casi el 80 por ciento de las mesas escrutadas, cosa que no había ocurrido en ninguna elección general".

"Con este cambio en el sistema de transmisión -remarcó-, estamos haciéndonos eco de un reclamo de la Cámara Nacional Electoral que, en una acordada sugería que la transmisión sea desde cada establecimiento, que es lo que estamos haciendo nosotros ahora".

Respecto del escrutinio provisorio, hoy en manos del Poder Ejecutivo y que la Cámara Electoral reclama para sí, Pérez recordó que en "el proyecto de ley que enviamos al Congreso en 2016 proponíamos que el escrutinio provisorio pasase a cargo de la justicia electoral, pero la reforma no prósperó, por eso que esa competencia sigue estando en la órbita" del Ministerio del Interior.

Por último, graficó que en el 2015 "había 230 centros de transmisión y nosotros los elevamos a casi 400, y ahora los llevamos a 14.000, porque estamos poniendo un centro de transmisión en cada escuela", para dimensionar la magnitud del nuevo sistema que se instrumentará el 27 de octubre.
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |