Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
12/07/2018 -  tiempo  7' 38" - 438 Visitas La defensa analiza negociar un juicio abreviado La banda de “los rompe puertas” a punto de ir a juicio por robos y asociación ilícita
Click para Ampliar
La banda de “los rompe puertas” a punto de ir a juicio por asociación ilícita y robo calificado.
El fiscal Juan Francisco Ramírez Montrull llevó adelante la investigación que permitió desbaratar la denominada “banda de los rompe puertas”, que se dedicaba al robo de grandes sumas de dinero en estudios jurídicos y contables de Paraná y localidades cercanas. Producto del trabajo judicial y policial se pudo imputar de los delitos de asociación ilícita y robo calificado a ocho personas, una de las cuales está prófuga de la justicia. El funcionario judicial confirmó al programa Cuestión de Fondo (Canal 9 Litoral) que “se pudo determinar la responsabilidad de un funcionario policial radicado en Nogoyá que comenzó gestiones con esta banda para intentar realizar un hecho en Lucas González”, pero que finalmente no se concretó. La causa será remitida a juicio a la brevedad, aunque se adelantó que se analiza la posibilidad de lograr un juicio abreviado. Por otra parte, el abogado de cinco de los imputados, José Iparraguirre, cuestionó la investigación al hablar de “cosas poco claras” y adelantó parte de su estrategia defensiva para derribar la acusación de sus defendidos.

En declaraciones realizadas al programa televisivo Cuestión de Fondo (Canal 9 Litoral) Ramírez Montrull detalló que “se inició una investigación de oficio en la cual se solicitaron las respectivas autorizaciones al juez de Garantías, se puso en conocimiento a la defensa del inicio de la investigación, se comenzó a intervenir distintas líneas telefónicas y en virtud de eso se hizo un seguimiento de aproximadamente tres meses en los que se escuchó a los integrantes de esta banda, en los que cometieron distintos delitos”.

Especificó que “se pudo acreditar la comisión de entre siete y ocho delitos que fueron imputados, el último de ellos con una suma dineraria muy grande y por eso se tomó la decisión de proceder a la detención de estas personas”.

Agregó que “se imputó a ocho personas, procediéndose a la detención de muchas de ellas” y aclaró que “la investigación se inició en agosto del 2016, se tuvo intervenidas las líneas telefónicas que fueron cambiando porque se manejaban con bastante cuidado y mucha prudencia para no ser detectados”.

Sobre la acusación, informó que “uno de los delitos que se imputa es el de asociación ilícita además de los robos calificados, por escalamiento o por efracción, que se cometieron y en base a las escuchas se pudo determinar que tres personas eran la que comandaban esta organización destinando a los otros integrantes a la comisión del hecho”.

“Es decir que no iban ellos al lugar del hecho sino que organizaban desde afuera o desde las cercanías los ilícitos; elegían los objetivos en virtud de tareas investigativas que hacían a fin de determinar la factibilidad de estos ilícitos; hacían un bloqueo de los sistemas de alarmas y otros tenían conocimientos para realizar la apertura de cajas fuertes”, detalló.

Asimismo, confirmó que “se pudo determinar la responsabilidad de un funcionario policial radicado en Nogoyá que comenzó gestiones con esta banda para intentar realizar un hecho en Lucas González, cosa que después no se hizo”.

En cuanto a la logística para efectuar los robos, contó que los delincuentes “hacían tareas previas para elegir los lugares; en las escuchas se determinó que eran muy cautos, no se arriesgaban en nada y la violencia era utilizada a los fines de ingresar a la propiedad, no usaban armas de fuego y elegían objetivos donde no hubiera personas adentro”. Agregó que “se movilizaban en distintos autos, incluso en algunos hechos pedían autos prestados para que no se los detecte, algunos autos de alta gama que fueron secuestrados al momento de las detenciones y se encuentran a disposición de la investigación”.

“Tenían varios autos, elegían los objetivos, algunos aseguraban la zona y otros –entre dos o tres- ingresaban al lugar, generalmente por los techos”, acotó el fiscal, quien aseveró que “toda esta logística le da mayor gravedad a la situación y a la imputación en general”.

Sobre el botín que lograron robar, puntualizó que “sólo en uno de los hechos denunciaron el monto robado, alrededor de 600 mil pesos, pero en los otros no se pudo determinar aunque eran montos elevados los robos que realizaron”.

Consultado por el futuro de la causa dijo que “la investigación tuvo sus imputados, algunos de los cuales se les tomó declaración de imputado, mientras que otros nunca estuvieron a derecho y recién hace pocos meses se logró capturarlos en la ciudad de Santa Fe, dos de ellos fueron aprehendidos por la Policía de Santa Fe cometiendo hechos similares a los imputados en esta investigación”.

“Ahora está uno de los detenidos con prisión preventiva a disposición conjunta de los Poderes Judiciales de Santa Fe y Paraná, y está evaluándose la prueba, analizándola para hacer la remisión a juicio en un futuro”, concluyó.

Los imputados

- Julio César Sotelo, se lo acusa de ser el jefe de la banda. Desactivaba las alarmas en los lugares a donde se dirigían los hechos.
- Luis Ariel Sotelo, elegía qué lugares robar y administraba los ingresos.
- Faustino Alberto López, realizaba las aperturas de las cajas fuertes.
- Remo Luis Alberto Sotelo, era quien irrumpía en los domicilios y comandaba las acciones que llevaban a cabo Sergio Prieto, Luciano Osuna Díaz y Jonatan Denis Stajurski.
- Oscar Alberto Brahin, policía que proponía realizar un robo en Lucas González y formar parte de la banda.

Los hechos imputados

- Robo a una vivienda de calle San Luis al 200, 6 de septiembre del 2016.
- Robo a la sede de la Cooperativa Agropecuaria Federada, de San Juan al 800, el 10 de octubre del 2016.
- Robo al comercio de indumentaria Swat de calle Gualeguaychú al 900, el 31 de octubre del 2016.
- Robo calificado a Castellaro Motos de calle Galán, el 9 de diciembre del 2015.
- Otros robos en grado de tentativa: estudio jurídico de calle Pascual Palma, estudio contable de calle Saraví y a la inmobiliaria Benvenutto y Zanni.

La defensa

Por su parte, el abogado defensor, José Iparraguirre, contó que defiende “a cinco imputados, uno de ellos está detenido porque tenía una causa anterior de condena condicional que le fue revocada y que está en Casación; otro está con arresto domiciliario en Santa Fe y los demás están excarcelados”.

Especificó que se trata de “siete hechos que tienen una calificación de asociación ilícita y en virtud de ello se los une y se los imputa como autores materiales y responsables de distintos robos y tentativas de robo que hubo en Paraná y otras localidades”.

En cuanto a la causa confirmó que están “a la espera de la audiencia de remisión a juicio para analizar allí no solamente la calificación legal sino también el monto de pena que solicitará la Fiscalía y plantear nosotros una calificación legal distinta”.

En ese marco, adelantó que “la primera idea de la defensa es poder tirar abajo esta calificación legal que no tiene ningún tipo de asidero y poder analizar luego cada uno de los hechos que son delitos contra la propiedad”.

El abogado aclaró que “son hechos en los cuales nunca hubo ninguna persona ni lesionada ni agredida físicamente y ni siquiera hubo contacto con personas porque se trata de hechos que se producían en horas de la madrugada, en lugares que estaban deshabitados con roturas de vidrios o de puertas para ingresar, y así obtenían dinero dentro de los inmuebles”.

Ante ello, justificó: “Mis clientes son personas que no usan armas de fuego, que no agreden a otras personas con lo cual entendemos que el reproche de culpabilidad es un reproche menor”. “En verdad no hay ninguna prueba firme, fuerte como para imputarle siete hechos a los cinco”, resumió.

Asimismo, señaló que “esta causa tiene uno de los imputados –que es uno de mis defendidos- prófugo y es una causa muy compleja porque son muchos hechos complejos en términos de prueba”. “Hoy estaría con la totalidad de la prueba cumplimentada, faltan muy pocas cosas, y también se abre la posibilidad de llegar a un juicio abreviado para lo cual estamos en conversaciones con la Fiscalía y sino iremos a esta audiencia de remisión a juicio donde vamos a discutir las pruebas que se deben incorporar al plenario”, refirió.

En ese sentido, detalló que desde su postura “hay pruebas que han sido incorporadas ilegalmente al proceso por parte de los funcionarios policiales y vamos a atacar eso y esa instancia es la oportuna para demostrarlo”.

Además, alegó que “hubo una situación un poco extraña porque la persona que está prófuga estaba con arresto domiciliario y hubo una situación que no fue muy clara porque personal policial se acercó a su domicilio para un supuesto traslado sin habernos notificado, por lo cual se asustó y por ese motivo se fugó, lo que no debería haberlo hecho”. De todos modos, esto “no debería agravar la situación de los otros co imputados”.

Decidió reservar detalles respecto de la denuncia por el accionar policial ya que “es parte de la táctica de defensa” y analizó que “este Código Procesal Penal con sistema acusatorio por el que tanto bregamos para que saliera y se superara el sistema inquisitivo reformado o mixto tiene falencias porque le da demasiado poder a una parte del proceso que es la acusación en detrimento de la defensa técnica”.
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |