Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
12/06/2018 -  tiempo  5' 21" - 584 Visitas También se refirió a la situación del intendente Varisco Bahillo a favor de la despenalización: “Corriendo a las mujeres con el Código Penal no vamos a evitar los abortos”
Click para Ampliar
Juan José Bahillo. (Foto: ANÁLISIS DIGITAL)
El diputado nacional Juan José Bahillo (Bloque Argentina Federal – Entre Ríos) explicó que votará a favor del proyecto para despenalizar el aborto porque “porque el tema de los abortos es una realidad que tenemos y las mujeres que pasan por la experiencia de abortos clandestinos –especialmente en los sectores más humildes- lo hacen con riesgo para su salud”. “Con la penalización no vamos a evitar los abortos, que se van a seguir realizando. Esta discusión no es más aborto o menos aborto, acá la cuestión es si les damos a las mujeres que deciden abortar un marco de seguridad en la salud pública y si dejamos de penalizarla. Ninguna mujer que se va a someter a un aborto va a leer el Código Penal antes de hacerlo”, refirió. Por otra parte, aunque dijo no haber recibido presiones admitió que tuvo “pedidos tanto de un lado como del otro” y en ese marco se reunió con las autoridades de la Iglesia de Gualeguaychú y con grupos de mujeres que se oponen a la iniciativa “siempre en el marco del respeto a la opinión del otro”. Mencionó además que en el bloque que integra “está dividido y mayoritariamente están en contra del proyecto”. En otro orden de temas, opinó sobre la situación del municipio de Paraná y el intendente Sergio Varisco y analizó que “la palabra de Varisco está totalmente desautorizada y con una falta de credibilidad importante” y “todo este caos en el cual está sumergido el municipio inmoviliza la gestión municipal y eso va en detrimento del ciudadano paranaense”.
En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza) Bahillo explicó que si bien no integra “ninguna de las comisiones en las que se trató el proyecto” pidió “la incorporación de dos o tres cuestiones, como la objeción de conciencia, la intervención de un gabinete interdisciplinario que le informe a la mujer todo lo que implica la decisión de un aborto”.

“Voy a acompañar el proyecto porque el tema de los abortos es una realidad que tenemos, no discuto la cantidad porque es frivolizar la discusión y por pocas que sean las mujeres que pasan por la experiencia de abortos clandestinos –especialmente en los sectores más humildes- lo hacen con riesgo para su salud. Es una cuestión que tenemos que atender y resolver y si encima de pasar por esta experiencia tan traumática, lo debe hacer de manera marginal y clandestina, con total riesgo de su salud en los sectores más humildes, y para colmo las corremos con el Código Penal estamos ante una situación de injusticia que tenemos que resolver. En eso fundamentalmente está basada mi decisión”, definió.

Consultado por posibles presiones, el legislador admitió: “Recibí pedidos tanto de un lado como del otro, porque en algun momento se puso en duda mi voto”. “Me reuní con autoridades eclesiásticas, con el obispo de Gualeguaychú y con algún otro sacerdote y con un grupo de vecinas que están en contra de la despenalización, siempre en un marco de respeto y entendimiento por la opinión del otro. No he recibido cuestiones desagradables pero quienes estamos en la función pública y somos dirigentes no nos podemos quejar por las presiones o por la interpelación de la sociedad, y el límite de esto es cuando se meten con la familia. Pero en este caso no he tenido esa situación y los pedidos que he tenido han sido intensos y enérgicos pero siempre en el marco del respeto y están dentro de la lógica de la política”.

Puntualizó que con la jerarquía de la Iglesia de Gualeguaychú “tuve un diálogo porque él me invitó a charlar; tuve una linda charla y les dije que, más allá de mis convicciones y mi pertenencia religiosas, mi responsabilidad para legislar está más allá de las cuestiones individuales y tiene que ver con la salud pública, con generar una sociedad más igualitaria, con generar igualdad de oportunidades para los sectores más humildes que acuden a la práctica del aborto en términos insalubres”.

Reconoció que en ese momento “todavía tenía alguna tensión interna de hasta donde llegaban mis convicciones personales y hasta donde era mi responsabilidad como legislador” y además admitió que “lo que me hace mucho ruido es la cuestión penal, porque no podemos correr a las mujeres que pasan por esta horrible y traumática experiencia con el Código Penal”.

“Con eso no vamos a evitar los abortos, que se van a seguir realizando. Y en esta cuestión no es más aborto o menos aborto, acá la cuestión es si les damos a las mujeres que deciden abortar un marco de seguridad en la salud pública y si dejamos de penalizarla. Ninguna mujer que se va a someter a un aborto va a leer el Código Penal antes de hacerlo”, refirió.

Respecto de la situación de sus pares, mencionó que “la enorme mayoría de los legisladores tienen una posición tomada y quienes no la tienen no están evaluando de acuerdo a las presiones de las marchas sino por el rico e intenso debate que se dio en la Cámara de Diputados” y opinó: “No creo que las marchas puedan influir en el voto de los legisladores y esas marchas –más allá del apasionamiento que cada uno le pone- deben hacerse con algunos límites y con respeto, porque cuando hay exceso, exceso de autoritarismo e imposición de estas marchas, esas posturas terminan atentando contra ellos mismos”.

Puntualizó que en el Bloque Argentina Federal que integra “estamos divididos y mayoritariamente están en contra del proyecto. Somos minoría, creo que aproximadamente un 35 por ciento de los integrantes del bloque votaremos a favor de la despenalización”. “No obstante esto se ha dado en un marco de convivencia y de mucho respecto”, aclaró.

La situación de Varisco y la Municipalidad de Paraná

Consultado respecto de la situación del intendente de Paraná, Sergio Varisco, imputado en una causa por presuntas vinculaciones con una banda de narcotraficantes, Bahillo –que fuera intendente de Gualeguaychú- sostuvo que “la institución municipal es la más importante de una ciudad, la que resuelve el funcionamiento diario, la que trabaja codo a codo con los vecinos, la que tiene la inmediatez para llegar a las problemáticas más graves, pero indudablemente el municipio de Paraná no está pasando por esa circunstancia”.

“Seguramente toda esta conflictividad obstaculiza e inmoviliza todas las políticas que tiene –que la sociedad de Paraná sabrá si son buenas o no- y hoy es un municipio envuelto en un problema muy grave, con una autoridad que seguramente va a quedar con una falta de credibilidad muy fuerte, y eso va a dificultar muchísimo el funcionamiento de la institución”, explicitó.

Manifestó además que “lo último que la sociedad debe perder es la credibilidad o la confianza en la palabra del intendente, y hoy la palabra de Varisco está totalmente desautorizada y con una falta de credibilidad importante por estos hechos. Después la Justicia dirá cuanta responsabilidad tiene pero ahí hay un problema muy grave según indica la investigación hecha por el juez”.

“Eso genera una decepción muy fuerte y enojo en los vecinos, porque hoy ni ganas deben tener de concurrir al municipio a plantear sus necesidades primarias, todo este caos en el cual está sumergido el municipio de Paraná inmoviliza la gestión municipal y eso va en detrimento del ciudadano paranaense”, reflexionó para concluir.

Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |