Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
31/05/2018 -  tiempo  4' 24" - 539 Visitas Fue centro clandestino de detención en la dictadura Resignificar el horror: la Quinta de Funes se convertirá en un Museo de la Memoria
Click para Ampliar
Trabajan para convertir la Quinta de Funes en un Museo de la Memoria.
Click para Ampliar
La Quinta de Funes funcionó como centro clandestino de detención.
Click para Ampliar
Raquel Negro estuvo detenida en la Quinta de Funes con su primer hijo, luego dio a luz a mellizos en el Hospital Militar de Paraná.
La Quinta de Funes es uno de los centros clandestinos de detención más emblemáticos de la provincia de Santa Fe. En el predio de dos hectáreas, ubicado en la localidad de Funes, se gestó en la época en que Leopoldo Fortunato Galtieri era titular del II Cuerpo del Ejército lo que se llamó la “Operación México”, montada por la dictadura militar en enero de 1978, y cuyo objetivo fue la eliminación física de los principales dirigentes de Montoneros, acción que se realizaría en dicho país. El secretario de Derechos Humanos de Santa Fe, Marcelo Truco, y el subsecretario, Ramón Verón, recordaron lo que sucedía en el lugar y adelantaron al programa televisivo Cuestión de Fondo (Canal 9 Litoral) que el ex centro clandestino se convertirá en un espacio de la memoria. “Hoy el gobierno de la provincia de Santa Fe con sus políticas públicas intenta recuperar esta historia y darle un circuito de vida a todos esos circuitos que fueron llamados los circuitos de la muerte. El objetivo es darle un ámbito cultural, político, social, académico, sociológico, arqueológico, para que la historia salga a la luz y todo el mundo lo conozca y lo visite”, mencionaron.
Durante el recorrido de Cuestión de Fondo (Canal 9 Litoral) por la quinta, Verón contó cómo funcionaba el lugar en la época de la última dictadura militar y sostuvo que “es necesario contar que aquí hubo un montón de jóvenes detenidos, de Rosario y alrededores, que fueron sometidos a servidumbre, que fueron esclavizados porque tenían a su familia secuestrada o controlada”.

“Estos lugares fueron como ensayos de la dictadura, porque se lo vivió y se sabe mucho más ahora de lo que fue la ESMA donde (Emilio Eduardo) Massera tuvo reclusos a un montón de detenidos políticos, también sometidos a ese tipo de vida, (les hacían) editar documentos falsos de manera de hacer contrainteligencia, de sacar fotos a monjas secuestradas en nombre de Montoneros y difundirlas por todo el mundo, haciendo creer a la comunidad internacional y local que los malos eran los montoneros”, reseñó.

Recordó además que “en el quincho funcionaba una imprenta de contra inteligencia, equipada de la misma agrupación Montoneros a los fines de su propaganda política; pero cuando fueron secuestrados, esa tecnología y esa manera de editar en una prensa clandestina la volvieron a reeditar acá para difundirla públicamente, en los barrios, en las fábricas, no solo para secuestrar a incautos que se interesaran por la propaganda sino como forma de infundir el terror”.

“El grupo de tareas que operaba acá que dependía del II Cuerpo de Ejército era el mismo grupo que operaba en La Calamita, en el 121, en la quinta operacional, y en las seis provincias que correspondían al II Cuerpo del Ejército, es decir que esto hay que englobarlo dentro de un plan de muerte, sistemático y coordinado”, reflexionó.

Contó además que desde este centro clandestino “nació lo que se conoció como Operación México, que se reconstruye a partir de un libro de (Miguel) Bonasso y del testimonio de Jaime Dri que es el único sobreviviente adulto que se fuga de las manos de la Marina, porque hay otro sobreviviente que era menor y que actualmente trabaja en la Secretaría, que es Sebastián Álvarez, hijo de Raquel Negro y del compañero Álvarez que murió en el copamiento montonero de Formosa”.

En ese contexto, anunció que “hoy el gobierno de la provincia de Santa Fe con sus políticas públicas intenta recuperar esta historia y darle un circuito de vida a todos esos circuitos que fueron llamados los circuitos de la muerte. El objetivo es darle desde un ámbito cultural, político, social, académico, sociológico, arqueológico, para que la historia salga a la luz y todo el mundo lo conozca y lo visite”.

Museo de la Memoria

Por su parte, Truco informó que “cuando se concreta la expropiación el año pasado como parte del cumplimiento de unos de los recaudos le dan una finalidad educativa al predio y se comenzó un trabajo conjunto entre el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y el Ministerio de Cultura de la provincia de Santa Fe”.

“La idea es darle distinta funcionalidad al predio donde permanecían los detenidos que pasaron por la quinta: por un lado tratar de conservar algunos sitios emblemáticos como la quinta y por otro lado trabajar el espacio verde, darle un contenido de expresión cultural y educativa. Se proyecta destinarlo a un museo de conversación de memoria donde se pueda trabajar de manera dinámica y moderna con la historia de lo que pasó en la quinta pero desde una mirada más amplia del genocidio de lo que pasó en el país”, puntualizó.

“Esto será muy interesante porque una de la actividades que se proyecta es invitar a los colegios de modo que los alumnos primarios y secundarios puedan conocer la historia de lo que pasó en la Quinta de Funes, la historia de los genocidios de Argentina y lo sucedido en la última dictadura militar como una de las etapas más oscuras del terrorismo de Estado”, adelantó.

En ese sentido, puntualizó que “la idea es darle un significado educativo y de formación cultual, poder trabajar la universalidad de los derechos humanos, con un lugar preponderante en la memoria pero con la idea de la libertad en general, el significado de los valores de la vida, la dignidad humana, de la participación democrática, la expresión corporal vinculada a los derechos, hay todo una idea interesante de resignificar los espacios pero a partir de una idea de integralidad o universalidad de los derechos”.

“Se trabaja con grupos de la localidad de Funes, para que intervengan distintos organismos de derechos humanos con el aporte de ideas, para dotar de contenido al lugar, con una agenda constante de actividades educativas y culturales. Si bien es un espacio recuperado y gestionado por la provincia la idea es abrirlo a la participación de toda la ciudadanía”, sentenció.
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |