Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
07/12/2017 -  tiempo  2' 22" - 320 Visitas La nieta recuperada 126 es hija de un uruguayense “Esta vez el amor venció al odio”, dijo Silvia Garnier tras recuperar a su sobrina robada por la dictadura
Click para Ampliar
Silvia Garnier, feliz por recuperar a su sobrina, hija de su hermano desaparecido en la dictadura.
La docente de Concepción del Uruguay, Silvia Garnier, manifestó la gran emoción que les causó el haber recuperado a su sobrina Adriana, hija de su hermano Edgardo Garnier y de Violeta Ortolani, ambos desaparecidos durante la última dictadura militar. “Cuando Estela (Carlotto) recuperó a su nieto era como que todos habíamos recuperado a los nietos que faltaban; ese momento fue una conmoción y sentir que eso que le pasaba a Estela nos iba a pasar a nosotros y finalmente ocurrió ayer”, destacó entre lágrimas de emoción. “Esta vez el amor venció al odio, es la frase que resume todo”, aseveró. Asimismo, contó que el primer encuentro de la joven recuperada “fue con su prima, que vive en Buenos Aires, y con los amigos de mi hermano Edgardo”. Sobre una posible visita de Adriana a Concepción del Uruguay, aclaró: “Le quiero dejar el espacio libre para que ella pueda pensar y hacerse a la idea de que aquí está una parte muy importante de su raíz, y seguramente estará acá pero no sé en qué momento”.
En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza) Garnier contó que “todo comenzó el lunes a la tarde en momentos en que estaba trabajando en AGMER Central y recibo una llamada de mi mamá que me avisa que había llamado Estela de Carlotto diciendo encontramos a tu nieta”.

“Llamamos desde AGMER a Abuelas, hablé nuevamente con Estela que me confirmó lo que le había dicho a mi mamá y me dijo que estaban esperando que ella se presentara en Abuelas porque cuando le confirmaron que los datos genéticos confirmaba que era la nieta de ustedes nos dijo que quería conocernos ya”, relató.

Agregó que “el primer encuentro fue con su prima, mi hija que vive en Buenos Aires, y con los amigos de mi hermano (Edgardo)”.

“Cuando Estela recuperó a su nieto era como que todos habíamos recuperado a los nietos que faltaban; ese momento fue una conmoción y sentir que eso que le pasaba a Estela nos iba a pasar a nosotros y finalmente ocurrió ayer”, remarcó.

Entre lágrimas de emoción, señaló que lo que más recuerda son las primeras palabras que la joven le dijo por teléfono: “Me dijo Hola tía y ahí a uno se le caen las medias. Durante tantos años estar esperando una cosa tan sencilla”.

Sostuvo que Adriana “tuvo una vida feliz porque la familia que la adoptó lo hizo creyendo realmente que era una bebé abandonada y pudo transitar todos los momentos de su vida, y ya siendo grande se enteró de su adopción y comenzó su búsqueda”.

Confirmó además que “las partidas de nacimiento de mi sobrina Adriana y de otros tres o cuatro nietos recuperados fueron firmadas por la misma partera, que estaba relacionada con uno de estos médicos genocidas que se ocupaban de asistir a las parturientas”.

Al respecto, estimó que “seguramente esto llevará a una investigación para saber en qué campo de concentración estuvo mi cuñada y en qué campo de concentración terminó dando a luz”.

En ese marco, destacó el fundamental trabajo de Abuelas de Plaza de Mayo para concretar estos reencuentros: “La tarea que están haciendo en Abuelas es impecable y de toda la gente que las acompaña. La tarea que están haciendo las Abuelas es digna de ser historiada y que quede para las generaciones futuras". "Lo que resume todo es esa frase: Esta vez el amor venció al odio”, afirmó.

Sobre una posible visita de Adriana a Concepción del Uruguay, aclaró: “Le quiero dejar el espacio libre para que ella pueda pensar y hacerse a la idea de que aquí está una parte muy importante de su raíz, y seguramente estará acá pero no sé en qué momento”.

Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |