Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
07/01/2015 -  tiempo  5' 37" - 2775 Visitas Tenía 7 años y pesaba 20 kilos Murió Néstor Femenía, un niño qom desnutrido y enfermo de tuberculosis
Click para Ampliar
La desnutrición azota las comunidades indígenas de El Impenetrable, donde viven cerca de 60.000 personas.
Néstor Femenía, el niño qom de la provincia del Chaco que se encontraba, desde hace meses, enfermo de tuberculosis pulmonar falleció en el mediodía de este martes, en la Unidad de Terapia Intensiva del hospital pediátrico Avelino Castelán, de Resistencia. Néstor tenía 7 años y, afectado por la desnutrición, apenas llegaba a los 20 kilos. Rolando Núñez, coordinador del Centro Nelson Mandela denunció: “Este fallecimiento (…) pone al descubierto cómo se gobierna en Chaco y en Argentina (…) El programa de lucha contra la tuberculosis es vertical, o sea que compromete al gobierno nacional y a cada gobierno provincial, en distintos tramos o eslabones”. Primero había estado internado en el hospital de Bermejito y posteriormente había sido derivado al hospital Güemes de J.J. Castelli, donde le dieron el alta para continuar el tratamiento en su hogar. La precaria vivienda en la que habitaba y la falta de alimentación adecuada, de ninguna manera podían ayudar al mejoramiento de la gravísima salud de Néstor, quien debió ser internado nuevamente en el hospital de Bermejito donde finalmente falleció.

Según puede leerse en el portal Data Chaco, “en 2007 la Defensoría del Pueblo de la Nación había iniciado un juicio contra los gobiernos de Argentina y de Chaco por el posible exterminio continuo, sistemático y silencioso de las familias indígenas que vivían en Espinillo, Villa Río Bermejito, Castelli, Miraflores y parte de Pampa del Indio”. La Corte dictó una cautelar que instruía al gobierno nacional y al de Chaco a asistir alimentariamente a las comunidades entregándoles agua potable, comida y acceso al sistema sanitario.

Ni eso hicieron, denunció Núñez: “La muerte de Néstor deja claro que nada de esto se cumple”. La situación de los Femenía era desesperante. Producto de las necesidades iban de un lugar a otro en busca de trabajo para sobrevivir. Los medios informaron que la abuela de Néstor también padecía de tuberculosis.

La desnutrición azota cruelmente a las comunidades indígenas de El Impenetrable donde viven cerca de 60.000 personas, la mayoría nativos de la zona, wichís y qoms. Pero el hambre acompaña a la provincia entera. En Chaco viven 1.050.000 habitantes. Mal que le pese al jefe de Gabinete y ex gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, que en septiembre de 2014 informó en una de sus habituales conferencias que Argentina “prácticamente ha erradicado los niveles de pobreza e indigencia” el Índice Barrial de Precios (IBP) ya alertaba desde junio que el 40,3 por ciento de los chaqueños estaban bajo la línea de pobreza y el 17,2 por ciento bajo la de indigencia. Sólo en Resistencia, la mitad de su población se halla bajo la línea de pobreza. “Desnutridos, mal nutridos y anémicos, así se encuentran unos 15.000 chaqueñitos menores de 14 años”, informó Núñez.

La muerte de Néstor Femenía fue tratada este martes en el programa Intratables que conduce Alejandro Fantino. Participó como invitada la diputada nacional y vocera destacada del kirchnerismo, Diana Conti, que no dudó en defender a su gobierno resaltando que había habido cambios “notables” y “notorios” en materia de salud y desnutrición. Lo que sucede en el Chaco gobernado por el Frente Para la Victoria está a la vista de todos. También el cinismo de la diputada.

Desde hace años la comunidad qom, despojados de todo, corridos por el hambre y la enfermedad, viene denunciando los asesinatos a manos de la Policía de los gobernadores kirchneristas Gildo Instrán de Formosa y Juan Carlos Bacileff Ivanoff de Chaco que protegen y garantizan impunidad a las “guardias blancas” de los dueños de la tierra ávidos de las ganancias fáciles de la soja.

Quizás la muerte más conocida haya sido la de Roberto López, de la comunidad La Primavera, asesinado durante la represión de noviembre de 2010 en Formosa, pero decenas muertes de originarios son silenciadas a diario. Entre ellas en mayo de 2013 falleció Florentín Díaz debido al desalojo de una ruta en Chaco donde hubo incidentes con la Policía. En julio de ese mismo año, Maximiliano Pelayo de 22, fue asesinado en una localidad cercana a Resistencia también a manos de la Policía cuando un patrullero apareció en escena para, según informaron los uniformados, dispersar un disturbio.

En estos últimos días la comunidad qom vuelve a ser noticia. El sábado pasado fue hallado sin vida el cuerpo de Esteban Rolando Medina en Formosa. Tenía 17 años y lo encontraron tirado en la Ruta Nacional 86. Félix Díaz, dirigente de la comunidad qom La Primavera, quien a principios de 2013 sufrió la muerte de un sobrino al ser atropellado en la ruta, denunció que los medios decían que Medina murió de una “grave sepsia pulmonar generalizada sumada a la abundante ingesta alcohólica”.

En diálogo con La Izquierda Diario, Díaz informó que “el joven nunca tuvo problemas respiratorios y era sobrino de Norma Artaza que también fue encontrada muerta el 12 de diciembre en el mismo lugar. Además denunció que han recibido siete disparos de armas de fuego en varias casas en medio de la oscuridad”. Félix Díaz y otros 24 qom de La Primavera están procesados por instigación al delito y atentado a la autoridad.

El racismo y la opresión nacional están a la orden del día en las comunidades donde la vida de los originarios se va a manos de criollos o, como dijimos, de las bandas parapoliciales que actúan con total impunidad. Alberto Galván, jornalero qom, fue asesinado en enero de 2011 por criollos que mutilaron su cuerpo antes de tirarlo al río. Galván pertenecía a la comunidad Paraje El Colchón, cercana a Villa Río Bermejito, provincia del Chaco. Este 4 de enero se cumplió un año del asesinato en similares condiciones de Imer Flores, un niño qom de 12 años. ¿Por qué lo mataron? Se había acercado a un festival que se realizaba en el balneario de la localidad, un territorio que los criollos consideran prohibido para los originarios. Alberto Galván y Elmer eran de Villa Río Bermejito. También lo era Néstor Ferranía. El intendente de la localidad se llama Lorenzo Heffner y es radical, un racista que habla castellano con acento alemán. Familiares de Imer sostienen que los hermanos Saturnino, Miguel y Daniel Franco, detenidos por el crimen del niño, estaban vinculados a Heffner.

Las comunidades originarias, los trabajadores y el pueblo pobre tenemos enemigos comunes a enfrentar. La impunidad de los asesinos de la comunidad qom en Chaco y Formosa, responden a los intereses de los terratenientes, pero también a la responsabilidad política de los gobiernos nacional y provincial, que mantienen un régimen de sometimiento y expulsión para los pueblos originarios, y represión para los que luchan.
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |